laguna de las cocinillas

(MONTA321A NEGRA.jpg)

Se trata de una pequeña laguna, también conocida como Laguna Negra, ubicada a los pies de unos riscos del mismo nombre y que está localizada entre el Canchal Turmal, la Cuerda de los Asperones y su hermana mayor la Laguna del Duque. Su origen no es glaciar y fue debido a una depresión formada en el terreno. En época de deshielo rebosa y desagua al Arroyo Malillo que a su vez queda represado en la Laguna del Duque. Debido a su enclave, en un paraje de extraordinaria belleza, su visita es obligada aunque si no conocemos la zona puede costarnos algo de trabajo dar con ella. En invierno su superficie permanece helada.

CARACTERISTICAS

Tipo de ruta: lineal.

Dificultad: media – alta.

Desnivel: 700 m

Tiempo empleado: 7 horas ida y vuelta + descansos.

Fuentes: No. Ir bien provistos de agua. Debido a la abundancia de ganado no es recomendable beber de las lagunas ni del Arroyo Malillo.

Refugios: Caseta de pastores en El Galindo.

Época del año: Preferiblemente finales de primavera y otoño. En invierno es imprescindible llevar crampones y piolet.

Mapa 1:25.000: IGN 576 -Tornavacas; IGN 576 – II Solana de Ávila.

PUNTO DE INICIO

Iniciaremos la ruta en la central hidroeléctrica de “El Chorro”, ubicada a los pies de la Laguna del Duque. En la ruta “Laguna del Duque – La Campana”, se indica cómo llegar hasta allí.

 DESCRIPCION

Ascenderemos paralelamente a la tubería forzada que alimenta a la central hidráulica, sujetándonos en los tramos más difíciles al cable fiador que hay anclado al terreno. La subida es muy bonita aunque un poco delicada y si el tiempo es húmedo o hay mucho deshielo la roca estará mojada y será peligrosa. Existe una ruta alternativa por el Collado del Cirilluelo, muy bien marcada, que discurre por la izquierda de la garganta y que aunque es más larga es más segura. Una vez en la laguna del Duque la bordearemos por su orilla izquierda hasta llegar a la desembocadura del Arroyo Galindo que identificaremos por ser el inmediatamente anterior al Arroyo Malillo, en el sentido de las agujas del reloj. Llegados a este punto iniciaremos la subida en dirección Sur – Oeste por la orilla derecha del Arroyo Galindo. La pendiente es bastante acusada y la subida, aunque no es demasiado larga, es bastante dura. En algunos tramos hay que trepar por la roca y deberemos tener bastante precaución cuando pongamos las manos sobre el suelo ya que en esta ladera no es difícil encontrar víboras. Tras poco más de un kilómetro de dura subida llegaremos a Hoyo Malillo, una suave depresión que se abrirá a nuestra derecha y frente a nosotros tendremos “El Galindo”, una gran pradera en la que en primavera y verano pasta el ganado y donde podremos hacer un merecido descanso. Hay una caseta, muy visible, en la que podremos resguardarnos en caso de tormenta. Cruzaremos el prado en dirección Oeste paralelamente a la Cuerda de los Asperones, dejando a nuestra izquierda el Risco de la Campana. Un poco más adelante, antes de terminar de remontar la Cuerda de los Asperones, nos desviaremos ligeramente en dirección Norte y cruzaremos una zona de grandes rocas dejando a nuestra izquierda el Risco de las Cocinillas (2.169 msnm), a los pies del cual se encuentra la laguna que vamos buscando. Tras un pequeño descenso encontraremos la laguna a nuestra izquierda. Su emplazamiento es perfecto para hacer vivac. Frente a ella, en dirección Norte, podremos ver las paredes casi verticales de la Cuerda de la Ceja, ideales para practicar escalada. Desde este punto podremos aproximarnos al Canchal Turmal en aproximadamente una hora y, cruzando la Portilla de Talamanca, ascender al Torreón (2.400 msnm).

OTROS DATOS

descarga el track