CRONICA DE LAS ACTIVIDADES REALIZADAS LOS DIAS 23 Y 24 DE ENERO.- Textos de J.C. Bonnail.

(MONTA321A NEGRA.jpg)

Marcha de la Luna Llena – Sierra de Béjar”, celebrada el  sábado 23 de enero, con el siguiente  recorrido: Estación de Esquí de la Covatilla, Canchal Negro, Risco de la Ventana, Collado Bonal, El Calvitero y regreso, longitud 14 kilómetros y dificultad dura.

A las 23:00 partieron de la puerta del Parque Municipal de Béjar, 21 montañeros (16 hombres y 5 mujeres, Julia Castellano, María José García, Adela Vicente, Marta García y Verónica de Arriba), en dirección a la estación de esquí de La Covatilla.

A las 23:45, con una soberbia luna llena, una temperatura de 5 grados sobre cero y un viento suave del noroeste, los participantes comenzaron su andadura, encarando la fuerte rampa de la Pista del Cerrojo (se había solicitado permiso para poder caminar por la orilla de dicha pista ante la ausencia de nieve), para ascender hasta el Canchal Negro, salvando un desnivel de más de 400 metros. A mitad de pista se comenzó a pisar nieve  que estaba bastante dura, pero permitía la ascensión sin resbalar. Sobre la 1:00 se hizo cumbre,  tras las fotos de rigor y disfrutar de las espectaculares vistas nocturnas de todos los pueblos y localidades que se divisan desde 2.400 metros de altitud, se continuó caminando por la Cuerda del Calvitero, disfrutando de un magnífico y envidiable paseo nocturno por las cumbres de la “Sierra de Béjar”, donde la soberbia luz de la Luna reflejándose en la nieve permitía caminar como si fuese de día. Los amantes de la fotografía plasmaron muchas fotos en sus cámaras, no había prisa, a las 2:15 se llegó al Calvitero, donde se hizo una parada para reponer fuerzas con un buen caldo calentito, que algunos de los participantes llevaban en sus mochilas, después del descanso y fotos con la espectacular “Ceja” de fondo, se inició el regreso desandando el camino hacia la Estación de Esquí, donde se llegó sobre las 4:45, sin ningún incidente. Para terminar los participantes degustaron un buen desayuno a base de chocolate con bizcochos de soletilla y unos lingotazos de buen aguardiente, como es tradicional. A las 5:30 se dio por finalizada la actividad, después de haber disfrutado de una magnífica noche de Luna llena por las cumbres de la Sierra de Béjar.

Hay que destacar que cuatro de los participantes (Andrés Martín Merino, Luis Oscar Bueno, Francisco Javier Yuste Hernández y Juan Guinaldo (Juanchu), alargaron el recorrido hasta El Torreón, pasando por La Ceja, Las Agujas y el Paso del Diablo, llegando a la Estación de Esquí, sin ninguna novedad a las 8:00.

 

“Marcha de Senderismo los montes de Béjar y Candelario”, celebrada el domingo 24 de enero, con el siguiente recorrido, Béjar, El Castañar, Llano Alto, Camino de los Paporros, Presa de Béjar, Dehesa de Candelario, Camino del Calvario, Candelario, La Canaleja y Béjar, con una longitud de 20 kilómetros y dificultad media-baja.

A las 10:00 y de la puerta del Parque Municipal de Béjar como estaba previsto, partieron 61 senderistas, (15 de ellos componentes del grupo senderista ACASA de Santibáñez de la Sierra), dirección al Castañar y Llano Alto, donde se hizo una parada, se continuó por el Camino de los Paporros y El Coto, hasta el Arroyo de las Palomas, donde se hizo un nuevo descanso y por una cómoda pista forestal llegar a la Presa de Béjar, donde se aprovechó el descanso para reponer fuerzas y disfrutar de las vistas así como de la buena temperatura existente, a las 13:00 se comenzó de nuevo a caminar por el camino paralelo al canal de alimentación de la presa, atravesando el río Cuerpo de Hombre por el azud de derivación en la Dehesa de Candelario. Nuevo reagrupamiento en el Puente de los Avellanares, para continuar caminando hacia Candelario por el bonito camino del Calvario, donde los participantes pudieron contemplar y fotografiar la bonita cascada del mismo nombre, sobre las 15:00 se llegó a Candelario y en el bonito Parque Municipal se aprovechó para comer y disfrutar de la buena temperatura. Después de la sobremesa con café incluido, a las 16:30 se comenzó a caminar por el camino de La Canaleja, dirección a Monte Mario, para llegar a Béjar sobre las 17:30, dando por finalizado un estupendo día de senderismo, donde el  día primaveral existente, contribuyó al éxito de la actividad.